Descargar PDF LA CONTRAREVOLUCION DE FIDEL CASTRO RUZ

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF LA CONTRAREVOLUCION DE FIDEL CASTRO RUZ PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro LA CONTRAREVOLUCION DE FIDEL CASTRO RUZ. Feliz lectura LA CONTRAREVOLUCION DE FIDEL CASTRO RUZ Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF LA CONTRAREVOLUCION DE FIDEL CASTRO RUZ en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF LA CONTRAREVOLUCION DE FIDEL CASTRO RUZ Pocket Guide.

Como resultado, en marzo de , los dos países adoptaron unos acuerdos migratorios que establecieron un régimen de cuotas anuales de visados para los ciudadanos cubanos que quisieran establecerse en Estados Unidos. La presencia militar de Cuba allende sus fronteras inició su ocaso el 25 de octubre de en Granada, cuando 8. En la refriega murieron 24 cubanos, mientras que el oficial al mando de la misión, el coronel Pedro Tortoló Comas, y 42 de sus hombres consiguieron ponerse a salvo en la Embajada soviética. Para Castro, que empezaba a tomar medida de las dificultades económicas y del riesgo persistente de una agresión estadounidense, el fiasco de Granada fue la señal para ordenar el repliegue general.

A las pocas semanas comenzó la repatriación de los consejeros de Nicaragua. La aventura angoleña había costado a Cuba alrededor de 2. El líder cubano era muy consciente de las serias consecuencias que podía acarrearle el repliegue estratégico de la URSS, que por necesidades internas ya no podía satisfacer los obsequiosos compromisos adquiridos con muchos países, tanto de su bloque como no alineados.

La visita del dirigente soviético en abril de transcurrió con las buenas maneras de quienes formalmente todavía eran aliados y camaradas en la familia socialista, y produjo la firma de un Tratado de Amistad y Cooperación valedero por 25 años, pero no sirvió para subsanar las profundas discrepancias ideológicas. Sin embargo, observadores cercanos a la realidad cubana manifestaron sus sospechas de que lo que Ochoa estaba haciendo en realidad era conspirar para introducir en la isla reformas inspiradas en la Perestroika y la Glasnost soviéticas.

El 25 de junio de el Gobierno soviético decretó la introducción a partir del 1 de enero de de los precios del mercado internacional en los intercambios comerciales con Cuba. La extinción del PCUS a raíz del fallido golpe de Estado moscovita del 19 de agosto de aceleró el corte de amarras y el abandono a su suerte de los gobiernos comunistas tributarios por Gorbachov, quien bastante tenía con intentar mantener a flote el propio Estado soviético y defender las cotas de poder que a marchas forzadas le estaba arrebatando el gran triunfador del contragolpe demócrata, el presidente ruso Borís Yeltsin.

Si el Kremlin no había movido un dedo para impedir cuando no los había instigado entre bambalinas los derrumbes del Muro de Berlín y de todos los regímenes aliados de la Europa del Este, no cabía esperar mejor actitud para la lejana y pequeña Cuba. Los peores augurios se vieron confirmados con el anuncio por Gorbachov el 11 de septiembre de de la retirada, la cual iba a concluir el 3 de julio de , de los 7. En realidad, las luces de alarma estaban encendidas desde hacía tiempo. Para ventilar el mal ambiente creado por la crisis de Mariel, Castro había autorizado que el campesinado pudiera vender sus excedentes agrícolas en el mercado libre, y que algunos productos alimenticios fueran sacados de la cartilla de racionamiento y pasaran a comercializarse en las llamadas tiendas libres.

Se trató solamente de un amago de reforma. El 18 de mayo de los mercados de productos agrícolas al aire libre volvieron a ser ilegales tras seis años de funcionamiento. El, así llamado por la terminología oficial, "Período de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas", con su vuelta a los estímulos morales y al estatismo a ultranza, marcó el final de la medrosa castroika , limitada a incrementar la oferta de bienes de primera necesidad.

Ahora, incluso el andamiaje social del Estado amenazaba con desmoronarse, con el consiguiente riesgo de contestaciones y disturbios. En esta inquietante coyuntura tuvieron lugar en enero de las celebraciones conmemorativas el trigésimo aniversario de la Revolución. Castro acuñó la consigna lapidaria de "socialismo o muerte", expresión de una voluntad numantina y de una rigidez doctrinal a las que la población tendría que acostumbrarse hasta la llegada de mejores tiempos.

Para ello, se abrirían mercados libres de productos industriales y artesanales pero, por el momento, no agrícolas , en los que podrían participar empresas estatales, productores privados y trabajadores por cuenta propia luego de cumplir sus compromisos con el Estado. Esta reforma económica fue aplicada a través de sucesivos paquetes legales aprobados por la ANPP entre y En agosto se autorizó la recepción de dinero desde el extranjero y se despenalizó la compraventa en dólares, con el fin de captar divisas, angustiosamente escasas y vitales para las importaciones, y hacer aflorar un dinero oculto que había creado una situación deflacionaria por pura iliquidez.

Pero existía el peligro de crear una nueva clase de favorecidos, los propietarios de dólares obtenidos por diversas fuentes, aparte de las élites dirigentes. En noviembre de el régimen dio otro paso adelante al permitir el cambio de todo tipo de monedas extranjeras en el mercado abierto. Castro, para quien toda reforma pro mercado constituía una especie de rendición, aclaró que lo que se autorizaba era un conjunto de "medidas dolorosas para perfeccionar el régimen", y no una avanzadilla del capitalismo en Cuba.

En octubre de el V Congreso del PCC estableció la necesidad de acometer reformas estructurales en la economía, con la introducción de criterios de racionalidad y eficiencia, para diversificar la producción y desarrollar las exportaciones. Por otra parte, las enmiendas constitucionales aprobadas por la ANPP del 10 al 12 de julio de de acuerdo con lo decidido por el PCC en su IV Congreso facultaron la elección directa de los diputados de la propia ANPP y los de las 14 asambleas provinciales.

La elaboración de las listas de candidatos corrió a cargo de las organizaciones sociales vinculadas al PCC, que como tal no presentó listas, si bien este detalle era irrelevante.

Fidel Castro

Aproximadamente dos tercios de las candidaturas correspondían a militantes del PCC o de la Unión de Jóvenes Comunistas UJC , pero el hecho de carecer de esos vínculos formales no convertía al resto de aspirantes en independientes. Aunque el voto no era obligatorio, los CDR emplazaron a los ciudadanos a acudir a las urnas con sus coerciones habituales.

El 15 de marzo se constituyó la IV ANPP, cuya primera decisión fue elegir a Ricardo Alarcón de Quesada, hasta ahora ministro de Exteriores, para presidir el hemiciclo y la segunda elegir el Consejo de Estado, donde los hermanos Castro fueron ritualmente ratificados por tercera vez consecutiva.

Fidel se felicitó por el "clamoroso éxito" electoral, que había supuesto una "contundente victoria de la Revolución". Sobreviviendo al cambio de siglo: prolongación del bloqueo estadounidense y de la represión interior Los apuros económicos de Cuba hicieron pensar al acechante vecino del norte que con un empuje adicional el castrismo se derrumbaría. Los sectores derechistas del Congreso impulsaron varias iniciativas para apretar el dogal anudado hacía ya tres décadas, castigo que hasta la fecha no solo no había hecho sucumbir al régimen, sino que lo había afianzado en el poder, ya que Castro siempre podía apelar al nacionalismo cubano y al espíritu de resistencia frente a un acoso injusto, a la vez que imputar al bloqueo, convertido en el chivo expiatorio perfecto, todas las calamidades económicas que el país padecía, sin faltar aquellas que objetivamente se derivaban de errores e incapacidades propios.

En octubre de , rigiendo la Administración republicana de George Bush padre, el Capitolio aprobó la Enmienda Mack, que prohibía cualquier transacción comercial con Cuba por parte de subsidiarias de compañías estadounidenses basadas en el extranjero. Justo dos años después, en octubre de , entró en vigor la Ley Torricelli, oficialmente llamada Ley por la Democracia Cubana, que prohibía las operaciones comerciales ya vetadas por la Enmienda Mack, los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba y el envío a la isla de remesas familiares, fuente de recursos económicos de primer orden.

La crisis de los balseros de agosto de , cuando Como en , pero a menor escala, Castro enfrentó a Estados Unidos con sus contradicciones, pues si Clinton le acusaba de exportar sus propios problemas y de no evitar la huida masiva de la población, hasta la víspera de la crisis las recriminaciones se habían fundado justamente en lo contrario, que La Habana impedía salir a quienes querían hacerlo.

Fidel Castro Ruz

Pero también como entonces, el drama marítimo sirvió para atezar los motivos por los que se producían estas estampidas, que no eran otros que unas condiciones de vida insufribles por la degradación económica y la intolerancia política. El 9 de septiembre de Estados Unidos y Cuba alcanzaron en Nueva York un acuerdo que cerró el contencioso migratorio.


  • Fidel Castro - Wikipedia, la enciclopedia libre?
  • Razones de Cuba;
  • Cuba: La Revolución que cambió al mundo.
  • Legion (Cronicas de los caidos nº 1).
  • La única esperanza de la contrarrevolución. Por Fidel Castro Ruz | La pupila insomne.
  • Camaleón y el complot de los Balcanes. Serie juvenil de 8 a 12 años (Las aventuras de Camaleón nº 4).
  • Dinosaurium (El libro Océano de).

El primer país aceptaba conceder La situación experimentó un fuerte retroceso a raíz del derribo por la Fuerza Aérea Cubana el 24 de febrero de de dos avionetas de la organización anticastrista Hermanos al Rescate, dedicada a diseminar octavillas políticas por la isla, luego de ignorar los mensajes de advertencia de que estaban sobrevolando ilegalmente el espacio aéreo nacional, aunque la organización aseguró después que sus activistas se hallaban sobre aguas internacionales. En el ataque murieron los cuatro pilotos que gobernaban los aparatos.

Dos días después del incidente, que mereció la condena internacional, Clinton anunció un paquete de medidas reforzando las sanciones y el 12 de marzo promulgó una nueva versión de la Ley Helms-Burton que incluía una restricción original retirada antes de su aprobación senatorial en octubre: la posibilidad de que particulares estadounidenses se querellasen contra individuos y firmas extranjeras que hubieran invertido en propiedades confiscadas por el Gobierno revolucionario a partir de Entre los que votaron a favor en aquella ocasión estuvieron España y Francia por la parte europea, y México, Venezuela y Brasil por la latinoamericana.

En octubre de , por decimosexta vez consecutiva, la institución aprobó la resolución con votos favorables, cuatro votos contrarios y una abstención. El contrapunto a la postura procubana de la Asamblea General lo marcó en todo este tiempo, para cólera del régimen castrista, la Comisión de Derechos Humanos CDH, desde , Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, que en , a instancias de Estados Unidos, empezó a censurar al Gobierno con regularidad por violar derechos fundamentales de sus ciudadanos como las libertades de expresión, movimiento y reunión, tal como constató por primera vez sobre el terreno una misión de indagación en Para Castro, no cabía el titubeo, pues, parafraseando a San Ignacio de Loyola, "en una fortaleza sitiada, toda disidencia es traición", argüía.

Tres años después, en agosto de , el PCC iba a anunciar la baja de Robaina del Buró Político, donde se sentaba desde el IV Congreso, y la expulsión "deshonrosa" de sus filas asiéndose a unas vagas imputaciones de deslealtad, venalidad y autopromoción personal. La llegada en enero de a la Casa Blanca de George Bush hijo, el décimo mandatario estadounidense que conocía Castro y uno de los peor dispuestos hacia él por su plataforma abiertamente derechista y neoconservadora, fue interpretada por La Habana como un regreso a los tiempos de dureza sin paliativos bajo el dictado de la ideología.

Resultó patente la influencia en la nueva Administración de la FNCA, que, junto con los republicanos de Florida gobernada por Jeb Bush, hermano del presidente , protestó enérgicamente contra la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Promoción de las Exportaciones TSREEA , aprobada por el Congreso en octubre de , que autorizaba ciertas exportaciones de productos agrícolas y medicinas no financiadas a cambio de su pago al contado.

Con esta legislación, Estados Unidos, tan pronto como empezó a enviar buques, se convirtió en el primer suministrador de alimentos a Cuba.

Emma Castro habla de la vida de Fidel, líder de la Revolución Cubana

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de , Castro transmitió su "dolor y tristeza" por lo sucedido y apeló a Estados Unidos a crear una "conciencia mundial" para luchar contra la "plaga" del terrorismo. Sin embargo, el 20 de aquel mes, al poco de despedir Castro a Carter en el aeropuerto de La Habana, Bush, con motivo del centenario de la independencia en , pronunció ante el exilio cubano en Miami un duro discurso en el que retrató a Castro como un "tirano que ha convertido la isla en una prisión, usando métodos brutales para imponer una ideología en bancarrota", y prometió vetar cualquier intento por el Congreso de aflojar las sanciones, que seguirían en pie mientras en Cuba no se permitiera el pluralismo, no se respetaran los Derechos Humanos y no se garantizaran las libertades políticas y económicas.

Castro también se reafirmó en sus planteamientos y ordenó el cierre de filas. También fueron modificados el artículo 11 del mismo capítulo, sobre el ejercicio de la defensa estatal, y el del Capítulo XV, que prohibía toda ulterior reforma constitucional en lo referente al sistema político, económico y social, al ser este irrevocable.

Esta iniciativa opositora se había sustentado en la presentación de La renovación institucional fue la antesala, en marzo y abril, de una redada política seguida de juicios sumarísimos contra 75 acusados, periodistas y disidentes, por diversos supuestos de "conspiración" y "subversión", a los que les cayeron un total de 1. También en abril de fueron ejecutados tres de los once secuestradores de una lancha de pasajeros que pretendían escapar a Florida, incidente sucedido a principios de mes en la bahía de La Habana. Otros cuatro secuestradores fueron condenados a cadena perpetua.

A lo largo de , la escalada dialéctica con Estados Unidos subió nuevos peldaños con la acusación de Castro a Bush de planear asesinarle en connivencia con la FNCA y la adopción por las FAR y los CDR de unos preparativos preventivos ante la eventualidad de una "invasión", que no sería sino la punta de lanza de un "plan anexionista". Bush, entre otras razones porque deseaba asegurarse el voto republicano de Florida en las presidenciales de noviembre, dispuso un endurecimiento de las condiciones por las que los cubano-americanos podían viajar a la isla y enviar dinero allí.

La explicación oficial apuntaba a la necesidad de promover la "transición política" en Cuba. En adelante, solo tuvieron vigencia el peso convertible con un tipo de cambio casi paritario para las transacciones en efectivo y el peso cubano corriente con el tipo de cambio de 27 unidades por dólar, tasa que meses después fue revaluada, pasando a los 25 dólares.

Clasificado en

A la desdolarización de la economía le siguió una vasta campaña de movilización y militarización. Al pedir "que Cuba se abra al mundo con todas sus magníficas posibilidades y que el mundo se abra a Cuba", el Papa sintetizaba su mensaje mixto, por un lado, de crítica a la falta de pluralismo y libertades en la isla, y por el otro, de condena del embargo estadounidense. El anfitrión no desaprovechó la oportunidad para, con su característica crudeza verbal, calificar el embargo de "genocidio con el que se intenta rendir por hambre al pueblo cubano" y reiterar que era mejor "antes morir mil veces que renunciar a nuestras convicciones".

Sectores de la oposición moderada y la disidencia encontraron prometedores la autorización dada a cientos de exiliados de regresar temporalmente para poder participar en el programa de actos papal y el indulto concedido a posteriori por el Consejo de Estado a presos políticos y comunes, entre los que había trece presos de conciencia así considerados por Amnistía Internacional, pero el aparente espíritu aperturista se disipó con rapidez. El caso era que Castro, de una manera u otra, tendía a acaparar el protagonismo y a monopolizar, con su verbo incontenible, los debates multilaterales.

A Al frente del comando ejecutor, pertrechado con armas y explosivos, Castro situó al insidioso Luis Posada Carriles, que se dispondría a dar el golpe maestro de su largo historial terrorista. En agosto de el FBI estadounidense había desbaratado una conspiración de exiliados anticastristas para asesinarle en Santo Domingo. Y en julio de , el propio MININT cubano había contabilizado nada menos que planes de atentados, de los que un centenar largo habían llegado a ejecutarse, contra la vida del comandante desde los primeros días de la Revolución hasta la década en curso, algo que un oficial del Ministerio describió como una "obsesión enfermiza".

Algunos de los métodos que llegaron a concebirse eran particularmente extravagantes, como colocar explosivos en una concha marina en el fondo del mar puesta al alcance del Castro buceador, o infectar su traje de submarinista con una bacteria asesina. Pues bien, en esta ocasión, los delincuentes también debían de tramar algo serio, ya que apenas tres horas después de elevar Castro la advertencia, la Policía panameña, con los datos facilitados por la inteligencia cubana, detuvo en un hotel a Carriles y a otros tres cubano-americanos.

…Oh, la pupila insomne y el párpado cerrado. Rubén Martínez Villena

Flores, por su parte, implicó a Castro en la muerte de "tantos salvadoreños" por su apoyo a la guerrilla del FMLN y le echó en cara que se negara a suscribir la declaración de la cumbre, por él propuesta, en la que los presidentes condenaban el terrorismo de ETA y se solidarizaban con España por la violencia de la banda independentista vasca. En cuanto a la mandataria anfitriona de la cumbre, Mireya Moscoso , irritó asimismo a los cubanos por su negativa a atender la demanda de extradición de Carriles cursada por La Habana, que quería culminar su operación de espionaje y rastreo llevando al activista ante la justicia nacional para juzgarle por terrorismo y subversión.

El primer encuentro de Castro con el nuevo presidente del Gobierno español, el conservador José María Aznar , tuvo lugar en la VI Cumbre Iberoamericana, en Santiago de Chile y Viña del Mar el 10 y el 11 de noviembre de , días después de crear en Madrid dirigentes del Partido Popular de Aznar y de la FNCA una Fundación Hispano-Cubana que fue presentada por los medios de comunicación como un verdadero lobby anticastrista.


  • Si Yo Fuese Presidente: La Protesta de un Ciudadano (ISBN nº 0).
  • El caso del castillo de Comper (Comisario Dupin 7)!
  • Una breve historia de la contrarrevolución cubana | Fidel soldado de las ideas;

En Chile, Aznar notificó a Castro la postura crítica de su Gobierno sobre la situación de los disidentes y, en general, sobre la falta de libertades en el país caribeño. A lo largo de y las relaciones hispano-cubanas se destensaron un tanto, aunque la cordialidad siguió brillando por su ausencia. Entonces, se habló de "realismo" para normalizar las relaciones bilaterales. Pero la falta de sintonía por las diferencias ideológicas de fondo no tardó en resurgir.

España volvió a endurecer su política exterior con Cuba, lo que se tradujo en la supeditación de la cooperación al desarrollo a la constatación de avances en la democratización del régimen. Cuando en la UE decidió sancionar a Cuba como represalia por los juicios y ejecuciones perpetrados en la isla, Castro señaló directamente a Aznar y al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi , como los principales instigadores de la decisión comunitaria.

En febrero de Castro valoró el discurso pronunciado en el Congreso de Estados Unidos por Aznar, en el que el presidente calificó al régimen cubano de "anomalía histórica", tachando al español de "personaje repugnante", "celestina española de Bush" y "acólito mussolinesco del Führer ". Sin abandonar el continente europeo, en marzo de Castro fue recibido en París con todos los honores por el presidente François Mitterrand, intervino en la Asamblea Nacional francesa, visitó el Louvre y discurseó en la sede de la UNESCO.

En noviembre de estuvo en Roma para participar en la Cumbre Mundial sobre Alimentación organizada por la FAO, reunirse con el primer ministro italiano, Romano Prodi , y, en un hecho sin precedentes, ser recibido en audiencia por Juan Pablo II -él, un "no creyente" confeso que incluso estaba excomulgado por la Santa Sede desde en la Basílica de San Pedro. El encuentro, producido el día 19, estuvo lleno de acentos cordiales y respetuosos, y preparó el camino para el histórico viaje del pontífice a Cuba quince meses después. Castro y sus ministros encontraban enorgullecedor este porfiado ejercicio de generosidad internacionalista.

Cuba: La Revolución que cambió al mundo

En octubre de asistió en Montreal al funeral del ex primer ministro canadiense Trudeau. La amistad del brasileño Lula, la inserción caribeña y los desencuentros con el mexicano Fox En agosto de Castro asistió en Ecuador a la toma de posesión presidencial del socialdemócrata Rodrigo Borja. Se trataba de su primer desplazamiento a Sudamérica desde En diciembre del mismo año hizo lo mismo en México, donde debutaba el priísta Carlos Salinas. En febrero de , tras un paréntesis de 30 años, volvió a Venezuela para el arranque del segundo mandato presidencial de Carlos Andrés Pérez.

En marzo de la escapada fue a Brasil, invitado por el mandatario electo, José Sarney. Lula echó un cable a Castro ofreciéndole organizar conjuntamente el primer Encuentro de Partidos y Organizaciones de Izquierda de América Latina y el Caribe. La Habana hospedó los encuentros cuarto y décimo del FSP, en y El 29 de julio de el comandante inició una gira regional de seis días que incluyó paradas en Jamaica, Barbados y -con controversia local- la misma Granada. El 30 de septiembre de Cuba recibió el estatuto de observadora en el grupo de los ACP y el 6 de noviembre fue admitida como miembro de pleno derecho en la Asociación Latinoamericana de Integración ALADI , donde era observadora desde Las puertas de la OEA, por el contrario, permanecieron cerradas a cal y canto tras 36 años de exclusión, ya que así lo quería Estados Unidos.